Día de la semana con palitos

Una familiar mía, muy muy querida y adorada por mí (y con quien el sentimiento es recíproco) desde hace un tiempo, está sufriendo un deterioro lento pero sostenido en su memoria (sí, Alzheimer) y me he percatado de que, producto de esta enfermedad se confunde un par de veces al día con qué día de la semana es y, tras hacerlo cae en cuenta de que obviamente no es la primera vez que lo pregunta y tiene un desagradable par de segundos. Obvio, uno trata de responder como si fuera la primera vez, pero la comunicación no verbal está ahí y no siempre es tan controlable. Gracias a una reflexión acompañada que tuve ayer (gracias, F., amigo mío), surgió la idea de crear algún ingenio para ayudarle a recordar que día es. Descarté totalmente pegar un papel en un muro todos los días pues, aun cuando útil, carece de todo trabajo y dedicación. Así que pensé, ¡Una manualidad será mejor! ¿Cual? Tuve algunas ideas:

pizarra Pizarra. La idea más simple era una pizarra pequeñita, trabajar en un marco que quedara bien y colgarlo en algún visible. Pro: idea fácil de imaginar, productos fáciles de encontrar y trabajo relativamente sencillo (cortar, pegar, atornillar). Contra: demasiado fácil, además tiene una utilidad demasiado general y probablemente termine siendo usada para anotar otras cosas o simplemente ignorada por aburrida.

generosCortina de días: La idea consiste en un tubo o alambre (tubo mejor, un alambre se vería feo, a menos que estuviese tenso entre dos salientes de la superficie (y eso implicaría más trabajo)) en los que se colgarán cual fueran cortinas, siete géneros de distintos colores en los que estará escrito el día de la semana. Pro: se ve bonito y novedoso, además tengo la impresión de que es una idea original, al menos, en mi búsqueda no lo he encontrado. Contra: los géneros quedaría sujeto por siempre y sacarlos sería líoso, además de eso, escribir en cada uno el nombre del día (y que quede bien) podría ser complicado (la idea es no usar un marcador, sino algo de mejor calidad y prolijidad)

cubosCubitos de días: Esta idea, admito, está inspirada en un sistema idéntico de cubos en los que se indica por el usuario diariamente el número del día de la semana (que tiene mi polola P., muak, lindaa!). En este caso, se necesitaría un ingenio mayor para coordinar en un número determinado de cubos la cantidad de caracteres para que, dentro de las combinaciones posibles se pudieran leer los días. Siempre quedará la posibilidad de formar palabras como mier-mingo, entre otras. Pro: relativamente fácil de hacer (pueden ser retazos de madera), se pueden poner en cualquier lado, permiten jugar a inventar palabras (sí, soy un nerd declarado y creo que eso puede ser un juego). Contra: la madera tiene que ser elegida con algún grado de cuidado y prepararla para que quede bien. También es necesario tomarse un tiempo para pensar en las combinaciones necesarias de fragmentos de palabras.

Obviamente existen más ideas posibles, pero esas se me ocurrieron esta tarde y, la última fue la que más me gustó… así que, es el que haré. En esta entrada haré el seguimiento paso a paso de como hacerlo, para llevar registro y para que le sirva a alguien quizá alguna vez.

Habiendo pasado la etapa 0 de selección de proyecto viene el…

Paso 1: determinación de los fragmentos de nombres de día.

Los días de la semana son, a saber, lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo. Lo primero que hice fue buscar elementos comunes. El primero, obvio, es la terminación ES. Otro elemento común visible es la M de martes y miércoles y luego las letras IER que están en miércoles y viernes, etc. Opté por no buscar letra por letra, sino por sílabas o conjunto de más letras. Finalmente, decidí que utilizaría cuatro piezas. No haré la descripción minuto a minuto de como seleccioné los fragmentos de palabras, así que comparto el resultado gracias a la tecnología gif:

dias

Para todos los días, excepto el lunes, se usarán las cuatro piezas. En el caso del lunes, la pieza sobrante idealmente quedará en blanco… o con algún dibujo o algo distinto que podría ir en las tres caras en blanco de la Pieza C. Las caras vacías de la pieza D nunca están a la vista, así que ahí se puede escribir una dedicatoria para quien va el regalo, registrar la fecha en que se hizo o dejarlo en blanco no más (igual ¿Cómo perder la oportunidad?. Nota: la N de la cara 5 de la pieza A no se usa nunca, no hay que considerarla.

Mi idea para hacer las piezas es comprar una viga de 2×2 pulgadas y cortar piezas de tres pulgadas. Quedarán entonces unos dados rectangulares (paralelepípedo es el nombre de esa figura), así las caras con tres letras caben bien (en los lados largos); las de dos, un poco espaciadas; y, las de una, un poco más grande. A continuación, una idea de como quedaría armada cada pieza.

caras

Hasta acá llega esta entrada por hoy (jueves 9 de junio de 2016). Pronto continuaré con este proyecto. Temas a tratar en la próxima actualización: superficie (donde poner las piezas), manufactura (cuidados al material de las piezas, letras ¿impresas o a mano?, etc). Comentarios son bienvenidos y, si incluyen propuestas, seguramente serán consideradas :D.

Continuación: materializando el proyecto

Si bien anticipé en la edición anterior que haría un trabajo concienzudo de elección de materiales y la elección de la tipografía que utilizaría, hoy decidí simplificar el trabajo y sencillamente no pensarlo tanto y solo hacerlo. A continuación, las capturas correspondientes del paso a paso.

1

Este fue el palo elegido. Sus medidas son 3x4x21 aprox. Tiene algunos nudos e irregularidades, pero será suficiente.

2

Divisiones para el corte de las cuatro piezas con sierra circular. Idealmente eran de 4cm cada segmento, sin embargo, no quedaron iguales.

3

Piezas recién cortadas. Falta lijar bordes y superficies para que se vean mejor.

4

La diferencia es evidente.

5

Y acá están las cuatro piezas refinadas.

6

Toca escribir los fragmentos de nombre de día siguiendo la tabla expuesta más arriba.

7

Acá están las piezas ya terminadas. Son cubos, así que no hay forma de ver todas sus caras al mismo tiempo. Kuek.

8

Y, finalmente… los días de la semana hechos con las combinaciones de las caras de las cuatro piezas.

El proyecto está casi listo para darlo por finalizado, pero quiero resolver algunos puntos que quedan pendientes: la base (estoy muy convencido de usar el pedazo de madera que sobró al cortar las piezas y que excede levemente el tamaño de éstas una al lado de otra). Otra cosa que está faltando es rellenar con algo las caras en blanco que quedan en las piezas A, C y D. En la próxima actualización, comparto como terminé esto.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Funkeko

    Podrías remarcar las letras con un cautín. Así dejas a perpetuidad lo escrito. Además le da un toque más bonito.

Los comentarios están cerrados.